Nader Khalili "Casas de Adobe con Super Adobe" en California

Nader Khalili, iraní de nacimiento y californiano de adopción, no es un arquitecto del montón. A finales de los setenta, en Cal-Earth, la organización para la que trabaja, desarrolló el 'súper adobe' ('superblock', en inglés), una técnica de construcción a base de sacos de arena y alambre de espino, a prueba de seísmos y testada por las exigentes autoridades de California.

En Hesperia (a 70 km al Este de Los Ángeles), se encuentra la máxima expresión de su obra, una ciudad de arena donde muestra su técnica constructiva. Casas redondeadas, acabadas en cúpulas, amplias, de diferentes tamaños y formas. Una técnica que también ha aplicado en la construcción de un poblado en el corazón de Asia Central y en las zonas afectadas por el tsunami de Indonesia.

"La tierra es el material más ecológico, abundante y duradero que existe y además ¡está por todas partes! Mil millones de personas en el mundo carecen de hogar o sus casas son débiles y se derrumban, con mi sistema esto no ocurre", explica entusiasmado Khalili a suvivienda.es.


En 1984, Khalili presentó su proyecto ante los técnicos de la NASA bajo el título 'Bases lunares y actividades espaciales en el siglo XXI', viable en una hipotética colonización extraterrestre. Pero se cansó de esperar a que le llamasen para construir 'apartamentos lunares' y lleva años aplicando su método, las casas lunares son sólo un uso más.

Nader Khalili nació en Irán. En 1970 se licenció en arquitectura en California y desde 1975 se ha dedicado al desarrollo del tercer mundo. Aquel año, "mi hijo me comentó que sus amigos jugaban para ver quién corría más deprisa y él nunca ganaba así que se giró, vino hacia mí y me aseguró que él quería correr por su cuenta. Esas palabras me hicieron pensar mucho, si corres todo el tiempo detrás de otros nunca puedes desarrollar tu potencial ni tus capacidades", recuerda Khalili emocionado.

Fue así como Nader Khalili dejó de diseñar rascacielos, cerró sus oficinas en Teherán y Los Ángeles, se compró una motocicleta y huyó al desierto de Irán, donde encontró la inspiración para las casas que quería construir. Las viviendas del futuro tienen su origen en un método muy antiguo inspirado en las antiguas construcciones del desierto.

El 'súper adobe' puede emplearse para construir cualquier tipo de vivienda. Hasta la fecha, su aplicación más extendida han sido los campamentos de refugiados de zonas afectadas por movimientos sísmicos. "El coste de una tienda de campaña, que es el sistema más habitual para estas situaciones, es superior al de una casa-refugio construida con el método 'super adobe'", comenta orgulloso Khalili, que calcula su coste en unos 200 dólares, menos de 150 euros.

Khalili comenta que "una casa pequeña puede ser construida en tan sólo uno o dos días si participan tres personas, y sin saber cómo hacerlo".

Pero su técnica no sólo es aplicable a campamentos de urgencia. "Hemos construido casas de cuatro habitaciones, dos baños e incluso dos garajes", dice. "Toda España es muy seca y desértica, muchos lugares están perdiendo bosque muy rápidamente. Estas viviendas son útiles para preservar la naturaleza, limpiar el aire, etc. porque en su construcción no se utiliza absolutamente nada de madera", añade.

El proceso para construir una casa es simple: la tierra se deposita en bolsas tubulares que se disponen en círculo -en el modelo menos sofisticado-, levantando las paredes hasta conseguir una especie de cúpula. El alambre de espino sirve para unir las distintas capas de bolsas.

El tamaño de las casas puede variar desde una sola habitación a otras más sofisticadas, con varias habitaciones e incluso más de una planta. "En este caso no son recomendables para zonas que sufran fuertes seísmos", puntualiza. Las viviendas están equipadas con todos los servicios básicos, agua corriente, luz, etc. Además, quedan aisladas naturalmente gracias a sus materiales que "permiten que la vivienda tenga siempre una temperatura homogénea", dice Khalili.

Khalili es asesor de la ONU para la arquitectura sostenible. Su método resiste terremotos, huracanes e incluso maremotos y ha sido avalado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que lo empleó en 1995 para establecer un campamento de personas desplazadas desde Irán a Irak.

A Khalili le gusta citar al poeta y filósofo Rumi quien dijo: 'La tierra se convierte en oro en manos de los sabios', el iraní cree que están demostrando que es posible que los humanos convirtamos en oro la tierra'

En 1986 Khalili fundó la organización sin ánimo de lucro California Institute of Earth Art and Architecture (Cal-Earth) dedicada a la investigación y desarrollo de la arquitectura sostenible y desde donde enseña y divulga el método de construcción de forma gratuita. "Si alguna persona en España quisiera aprender el método le recibiríamos en Cal-Earth; durante unas dos semanas le enseñaríamos todo lo necesario para poder levantar casas con el sistema del 'súper-adobe', para que, a su vez, esta persona pudiera dar a conocer el método en España".

Cal-Earth espera poder trasladar una delegación a Europa, "muchísima gente se ha interesado por el método en este continente, cuantas más personas lo conozcan y puedan seguir extendiéndolo mejor", concluye.
La inspiración

Khalili ha encontrado la base de su forma de entender la arquitectura en las enseñanzas del poeta y filósofo persa Rumi. "El poeta dijo: "La tierra se convierte en oro en manos de los sabios", nosotros estamos demostrando que es posible que los humanos convirtamos en oro la tierra, los cuatro elementos esenciales de la naturaleza tierra, aire, fuego y agua bastan, esta es la filosofía de mi organización y de todo lo que hago", afirma emocionado Khalili.

El interés de la NASA por el proyecto es secundario para Khalili, "la principal aplicación de mi método es aquí en la Tierra, para los desplazados", aunque en alguna ocasión ha bromeado diciendo que el proyecto marciano y lunar solucionaría el problema de la vivienda en el mundo. En enero de 2000, Khalili obtuvo la autorización del Ayuntamiento de Hesperia, California para construir su prototipo de 'ciudad lunar'. Desde entonces, la NASA ha renovado su interés en el sistema de Khalili.



Fotos: Cal-Earth y AFP

Fuente ElMundo
Web Nader Khalili

7 comentarios:

Miriam Rivas dijo...

nos gustaria que nos enviaran mas informacion sobre esta tecnica, fotos de estas casa amuebladas para tener una idea, como van los cables de electricidad, agua, cable,telefono,internet, los barrotes de seguridad para las ventanas, que en un tercer mundo son importantes, vivimos en area de huracanes, me gustaria saber MAS de este proyecto, el tipo de tierra no esimportante, el tipo de sacos??????

Miriam Rivas dijo...

favor comentar en mi correo electronico

Javier Lucrecia (*Poetiza*) dijo...

Hola Miriam, recibiste info? estoy interesada tambié.
Gracias. lucreciajavier@hotmail.com escribime si sabés algo.

julio cesar guerrero dijo...

Me gustaria recibir mas informacion sobre este sistema de construccion, en mi pais abunda la tierra y la arena. sobran los espacios libres y faltan las viviendas, no tenemos huracanes ni sismos, el clima es templado y las lluvias son normales y espaciadas.
Podria ser una solucion a un grave problema social.

yolanda dijo...

me encantaria poder recibir mas informacion detallada del procedimiento de la cosntruccion de este tipo de casas

Alexis Trucido dijo...

Parece que la forma de construcción está bastante clara en sitios relacionados, la única duda es que no dice como tiene que estar la tierra al ser colocada en la bolsa o saco; es decir: mojada, hecha ya adobe o seca.
Otro detalle es el cómo se forra la vivienda, se da la terminación si es con la mimsa tierra hecha adobe o hay alguna otra técnica. Por favor, si alguien tiene respuestas enviar a alexistrucido@gmail.com.

Saludos y muy bueno el blog

Josefina dijo...

¿Quién hubiera pensado que unas bolsas de arena apiladas se podrian hacer casas? Me parece maravilloso que con esos materiales de construccion se pueda acoger y darle techo a una familia :) Excelente post!!